Sindicatura Procuradora investiga corralones

TIJUANA, DICIEMBRE 18, 2020.-Como parte de las acciones de supervisión, que se realizan diariamente por parte de Sindicatura, y con el objetivo de fortalecer el cumplimiento de las normas y reglamentos que rigen el comportamiento de los funcionarios públicos municipales, se han implementado inspecciones, en coordinación con la Dirección de Asuntos Internos y la Dirección de Contraloría, en diferentes corralones de la ciudad de Tijuana, con el objetivo de que estos cumplan con la norma técnica No. 22, la cual establece una serie de procedimientos que facilitan la operación y desempeño de las personas físicas o morales con concesión administrativa para las maniobras, arrastre y almacenamiento de vehículos.

Ante las constantes denuncias que se han registrado en la Sindicatura Procuradora, se han girado instrucciones precisas por parte de esta dependencia para que se investigue la operación de corralones tanto en las instalaciones de las concesionarias como la oficina de palacio municipal.

La Síndica Procuradora de Tijuana, María del Carmen Espinoza Ochoa, junto con el personal de la Sindicatura han estado presentes en la inspección de los corralones de Grúas Olmos y Grúas Cajeme, y en los puntos de alcoholímetros con el objetivo de supervisar y salvaguardar el bienestar de los ciudadanos, haciendo valer sus derechos y procurando el apego a la normatividad por parte de los servidores públicos que ejercen función en dichas dependencias.

Como resultado de estas supervisiones la Sindicatura Procuradora ha emitido al departamento de arrastres, por medio de la Dirección de Contraloría, un pliego de 24 observaciones derivado de la inspección física realizada en grúas Olmos, a las cuales el departamento de arrastres respondió durante esta semana y las mismas se encuentran en un minucioso análisis para determinar si la observación persiste o ya fue solventada.

En cuanto a la inspección realizada a Grúas Cajeme, la Dirección de Contraloría se encuentra elaborando el pliego de observaciones, sumando 10 hasta el momento, aunque se espera se le sumen más conforme avance el proceso de la investigación.

Como resultado de las inspecciones presenciales realizadas a los corralones y al encontrarse diversas observaciones que se deberán subsanar a la brevedad, la Sindicatura Procuradora se encuentra realizando una auditoría al departamento de arrastres, con un 90% de avance hasta este día. Como resultado de esta auditoría, y derivado de las denuncias presentadas por ciudadanos la dirección de Contraloría, se encuentran revisando el proceso de remates, ya que desde diciembre de 2019 la Tesorería Municipal no ha notificado a la Dirección de Contraloría sobre algún remate realizado o por realizarse, y cada 90 días debe llevarse a cabo un remate de los vehículos que no fueron retirados de los corralones.

En consecuencia, la Síndica Procuradora ha emitido una serie de medidas preventivas y correctivas con el propósito de fomentar el apego a la normatividad por parte de los funcionarios públicos municipales para proteger los derechos de los tijuanenses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *